17.10.10

Legalización de los colores

Esta es sin duda la parte menos creativa, y más aburrida de mi trabajo; aunque sin duda es un paso sumamente importante. Luego de emparejar colores, y pintar la imagen, toca volverla legal. Las imágenes de arriba, se deberían ver decentes en un monitor de computadora (dependiendo de cómo esté calibrado), sin embargo al ser transmitidas al aire, no se verán tan bien. 

El color en los monitores de computadora es RGB y el rango es de 0-255 por cada canal, mientras que en televisión NTSC se usa el 601, que va de 7.5 IRE como negro absoluto a 100 IRE, como blanco absoluto lo que en RGB equivale a 16-235 por cada canal. Todo pixel que esté fuera de ese rango es un pixel ilegal, y aparte de no ser representado correctamente en un televisor, puede ocasionar grandes problemas en la señal. Para algo tenemos las barras de calibración y todos los sistemas de monitoreo de color.

En el primer caso de arriba, vemos en el vectorscopio que el amarillo está demasiado saturado, lo cual causaría que queme e invada los colores vecinos; incluso se podría dar el caso que el color parpadee al aire. En el segundo caso, la crominancia están bien, pero la luminancia está fuera de rango. En el waveform vemos que hay pixeles que están por debajo de lo legal; los cuales se empastarían eliminando cualquier detalle que pueda haber en la ropa negra. Así mismo vemos que hay pixeles que están por encima de los rangos y esto causaría que vibren al aire, e incluso puede ser que los valores sean tan altos que parte de la señal de la imagen interfiera con la señal del audio, distorsionándolo. ¿Nunca han visto un programa de televisión nacional en el cual cuando enfocan a una ventana soleada, el audio se daña y cuando enfocan otra cosa vuelve a la normalidad? Pues bien, hacer que eso no pase es algo que todo editor y postproductor debería saber. Aunque raros son los casos.

Existen formas de hacer esto de manera automática, y si no me equivoco todo software de edición  profesional viene con un limitador de crominancia y luminancia; o sólo de luminancia en el peor de los casos. El problema con esto, es que no se tiene control sobre lo que la máquina hace, y mi forma de pensar es que ningún profesional debe dejar que la computadora decida por él.

Pongo como ejemplo la misma escena de Carlos Valencia, que está arriba, sólo que en un cuadro diferente. Escogí ésta porque me parece que el director de foto, los camarógrafos, el productor de campo que consiguió la locación, y los actores hicieron un gran trabajo que no debería verse opacado por fallas técnicas (además yo la edité y me quedó pepa! jaja)

Esta es la toma que me trajeron. Solamente le corregí el balance de blancos un poco y le di un poco de saturación, ya que como grabaron a pleno sol la imagen se veía un poquito azulada y opaca. Sin embargo, si analizamos el waveform, nos damos cuenta que está bastante fuera del rango permitido. Todo lo que en en las ondas se ve blanco es lo que está por encima de 100 y por debajo de 7.5 IREs.
El fondo blanco, a pleno sol es justamente el que está reventando la imagen; mientras que la camisa negra está por debajo de los límites. Sin embargo, también nos damos cuenta que hay escases de tonos medios. Esto último es netamente subjetivo, y por eso siempre el hombre le gana a la máquina en este aspecto. La computadora no puede dicernir si algo le gusta o no, solamente se rige de acuerdo a parámetros exactos. No tiene noción del gusto y la imagen debe ser tratada según cada caso estético concreto. Para esta imagen yo quiero que los detalles en la camisa y el cabello se vean al aire, porque los considero necesarios; mientras que el fondo no me interesa tanto, y la cara creo que debería estar un poco más iluminada.

Ahora bien, si aplicamos un filtro legalizador, el software (en este caso Avid Media Composer) hará que todos los pixeles que estén por debajo de 16 RGB y por encima de 235, se ajusten a estos valores.  Todos los colores que oscilaban entre 0 y 15, ahora tienen 16 y los que estaban entre 236 y 255 ahora están empastados en 235. Si nos damos cuenta la forma de las ondas no cambia, sigue siendo exactamente igual sólo que ahora lo que estaba ilegal fue eliminado. Esto es una ventaja y un problema dependiendo del caso. En este caso no me sirve de nada pues si bien ya no hay errores técnicamente, los detalles de la camisa y del cabello se siguen perdiendo.

Existe otro método automático de hacer la legalización, y es a travez de los auto-niveles dentro del modo de corrección de color. Con esto se logra modificar no solo los pixeles fuera de rango, sino la gama entera. Es decir que si el rango de nuestra imagen actual es de 3-120 IREs, el software calcula matemáticamente y reescala todos los valores para justarlo a 7.5-100 IREs. Ahora no tengo colores ilegales y gané detalle en la camisa y el cabello; sin embargo también perdí el contraste tonal de la imagen, y la cara se ve mucho más plana puesto que gané detalle en la pared blanca de fondo. Tampoco es lo que quería. Si nos damos cuenta, la forma de las ondas es exactamente la misma  que la original pero más chiquita.

 
Por esta razón es que antes de hacer cualquier cosa automáticamente, siempre prefiero hacerla por mí mismo. En este caso subí los valores del negro (generalmente Lift o Setup en los softwares y conocido en el bajo mundo como Pedestal) hasta que todos sean visibles, es decir a R16, G16, B16. También subí los tonos medios (generalmente Gamma) un poco para separar la cara (las pieles casi siempre están en los tonos medios) de las sombras, pero los brillos (generalmente Gain) ni siquiera los toqué para dejar el contraste de la imagen.

Una vez ajustada la imagen a mi gusto, recién apliqué un filtro legalizador para eliminar todos los brillos que quedaron fuera de rango. Ahora sí tengo una imagen totalmente legal, y tal cual yo la quería. Si nos damos cuenta la forma en el waveform a cambiado: ya no se ve una línea totalmente recta en la parte de abajo como en el primer ejemplo; pero los blancos tampoco bajaron tanto hasta mezclarse como en el segundo. Esto se traduce en que obtuve el detalle que tanto quería en la camisa negra, mientras los blancos quedaron prácticamente iguales y la piel un poco más clara.
 
¿Y qué pasó con el taxi? Pues es básicamente lo mismo pero en torno a la crominancia en vez de la luminancia. Tendríamos que bajarle la saturación al amarillo, sin caer en el error de bajársela a la imagen completa. Talvez escriba un post sobre cómo se hace eso, pero lo importante por ahora es que aprendas a leer el vectorscopio y el waveform, si te vas a atrever a envíar cualquier cosa al aire, es algo escencial.

No hay comentarios: